אתר לגדולת הדרשות בכתבי הקדש ואמונת המשיח יְהושֻׁעַ חַי וְקַיָּם

This is a place for stimulating the research of the Scriptures of His Holiness Hashem Tzva'ot and His Messiah Yehoshua' living and true

domingo, 30 de octubre de 2011

Efesios 1:8-10

 

8) ης επερίσσευσεν εις ‘ημας εν παση σοφία και φρονήσει 9)γνωρίσας ‘ημιν το μυστήριον του θελήματος αυτου κατα την ευδοκίαν αυτου ήν προέθετο εν αυτω 10) εις οικονομίαν του πληρώματος των καιρων , ανακεφαλαιώσασθαι τα παντα εν τω Χριστω, τα επι τοις ουρανοις και τα επι της γης εν αυτω.

Hës eperísseusen îs hëmas en pasë sofía kê fronësî 9) gnorísas hëmin to mysterion tû Thelëmatos avtû kata tën eudokían avtû , hën proétheto en avto 10) îs ïkonomían tû plërómatos ton kêron, anakefalêósasthê ta panta en to Jristo ta epi tïs ûranîs kê ta epi tës gës.

אשר הרבה לנו להודיענו בחפצו בכל חכמה ובינה את סוד רצונו לפיס הכל במשיח אשר בשמים ממעל ואשר בארץ מתחת אשר הכין בו לכלכלת מלוא העתים

‘asher hirbáh lanu lehodi’anu bejeftzó, bjol jojmáh uvináh, ‘et sod retzonó, lepayes hakol bamashíaj ‘asher bashamáyim mimá’al va’asher ba’áretz mitájat, ‘asher hejin bó lekalkalat melo’ ha’itim .

(liberación de las transgresiones por las riquezas de su gracia) la cual hizo abundar para nosotros,  para dejarnos conocer por su complacencia, con toda sabiduría y entendimiento, el misterio de su voluntad, de reconciliar todo en Cristo, tanto lo que está en los cielos arriba, como en la tierra abajo, la cual estableció en si mismo para el sostenimiento de la plenitud de los tiempos

En estos tres versos, se vio la necesidad de organizar la compleja sintaxis aplicada en griego, pasarla a las estructuras sencillas del hebreo y de ahí efectuar la traducción al español; por esta razón, el contenido de estos tres versos, parecerá diferente si se compara con una versión convencional; lo que dice el verso 10, queda mejor en el lugar que en parte ocupa el verso 9 si comparamos las versiones.

Al decir que hizo abundar sobre nosotros su gracia, significa que Dios nos ha concedido la perfección y magnificencia de la sabiduría y el entendimiento,  para poder entender las verdades espirituales codificadas en su  palabra, como está escrito (1Cor. 2:16)

mas ahora nosotros tenemos la mente de Cristo

y también (2Cor. 3:5):

sino que nuestra competencia proviene de Dios”.

Por otra parte, la palabra “misterio”, Sod en  lengua hebrea, indica “el propósito último y máximo que Dios tiene diseñado en función de su plan de restauración de todas las cosas. Por eso, está escrito (Salmo 25:14):

סוֹד יְהוָה, לִירֵאָיו;    וּבְרִיתוֹ, לְהוֹדִיעָם

Sod YHWH lire’av; uvritó lehodi’am

El “misterio” de YHWH es para sus temerosos; y su testamento (pacto), para dejarlos conocer (lo).

El salmo nos deja ver por paralelismo sintético, que Sod, es técnicamente sinónimo de Brit, testamento/pacto, y éste no es otra cosa que la voluntad divina de socorrer a la descendencia de ‘Avraham, la que es fiel, como él y portadora del testimonio de aquel que vio el patriarca y por quien se gozó también, esto es su Majestad Yehoshúa’ Hamashíaj.

El libro de Bre’shit, Génesis, en el capítulo 1, nos habla de la necesidad que hubo de separar las aguas de arriba de las de abajo, durante la fundación del mundo, a causa de haber sido arrojado a la tierra, la serpiente antigua (Apoc. 12:9). Luego, para al final de los tiempos, Dios ha establecido retornar la tierra a su condición original, no separada del cielo, la eternidad misma. Todo lo visible, es decir, lo dañado por el pecado, será revestido de inmortalidad y no habrá más lugar para el mal en ninguna de sus manifestaciones.

Ven pronto señor Jesús! Amen.

sábado, 15 de octubre de 2011

Efesios 1:7

 

εν ω έχομεν την απολύτρωσιν δια του ‘αιματος αυτου την αφεσιν των παραπτωμάτων κατα το πλουτος της χάριτος αυτου

 (en ho éjomen tën apolýtrosin dia tû hématos ávtû tën áfesin ton paraptomáton kata to plûtos tës járitos ávtû).

ׂאֲשֶׁר בְּדַמּוׂ יֵשׁ לָנוּ פִדְיוׂן, יוׂבֵל הַעֲבֵרוׂת לְפִי עׂשֶׁר חִנּו

(’asher vdamó yesh lanu pidyon, yovel ha‘averot lefí ‘ósher jinó)

En cuya sangre tenemos redención, liberación de las transgresiones según la riqueza de su gracia

Este verso nos comunica dos ideas fundamentales de las enseñanzas de nuestro Señor Yehoshúa’ Hamashíaj:

1) La adquisición de nuestra vida por completo por el precio que él pagó, como está escrito (1Cor 7:23):

Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres

Este precio es su sangre (curiosamente aun en hebreo moderno, la palabra Dam “sangre”/”fluido”, se utiliza en plural para referirse al dinero en efectivo, corriente). Esto significa e implica que ahora nos debemos a él, que todos nuestros pensamientos y nuestro cuerpo son suyos, y él nos anhela celosamente, por medio de su presencia residente en nosotros, la Rúaj Haqódesh (comúnmente conocida como “Espíritu santo”).

2) Que ya en nosotros, esto es, en nuestro cuerpo, no reina más el pecado. La palabra hebrea Yovel, es el nombre que se le dio a la proclama de libertad que tenía lugar cada 50 años, y que era diferente a la Shmitáh (liberación parcial, un Shabat cumplidos seis años) en que aquí además de la libertad, debía darse una restitución de las posesiones perdidas en la vida y que venían en herencia de generación en generación de la propia mano de Dios a la hora de repartir la tierra de Yisra’el como está escrito (Lv 25:1-13):

א וַיְדַבֵּר יְהוָה אֶל-מֹשֶׁה בְּהַר סִינַי לֵאמֹר.  ב דַּבֵּר אֶל-בְּנֵי יִשְׂרָאֵל וְאָמַרְתָּ אֲלֵהֶם כִּי תָבֹאוּ אֶל-הָאָרֶץ אֲשֶׁר אֲנִי נֹתֵן לָכֶם וְשָׁבְתָה הָאָרֶץ שַׁבָּת לַיהוָה.  ג שֵׁשׁ שָׁנִים תִּזְרַע שָׂדֶךָ וְשֵׁשׁ שָׁנִים תִּזְמֹר כַּרְמֶךָ וְאָסַפְתָּ אֶת-תְּבוּאָתָהּ.  ד וּבַשָּׁנָה הַשְּׁבִיעִת שַׁבַּת שַׁבָּתוֹן יִהְיֶה לָאָרֶץ שַׁבָּת לַיהוָה  שָׂדְךָ לֹא תִזְרָע וְכַרְמְךָ לֹא תִזְמֹר.  ה אֵת סְפִיחַ קְצִירְךָ לֹא תִקְצוֹר וְאֶת-עִנְּבֵי נְזִירֶךָ לֹא תִבְצֹר  שְׁנַת שַׁבָּתוֹן יִהְיֶה לָאָרֶץ.  ו וְהָיְתָה שַׁבַּת הָאָרֶץ לָכֶם לְאָכְלָה לְךָ וּלְעַבְדְּךָ וְלַאֲמָתֶךָ וְלִשְׂכִירְךָ וּלְתוֹשָׁבְךָ הַגָּרִים עִמָּךְ.  ז וְלִבְהֶמְתְּךָ וְלַחַיָּה אֲשֶׁר בְּאַרְצֶךָ  תִּהְיֶה כָל-תְּבוּאָתָהּ לֶאֱכֹל.  {ס} ח וְסָפַרְתָּ לְךָ שֶׁבַע שַׁבְּתֹת שָׁנִים שֶׁבַע שָׁנִים שֶׁבַע פְּעָמִים וְהָיוּ לְךָ יְמֵי שֶׁבַע שַׁבְּתֹת הַשָּׁנִים תֵּשַׁע וְאַרְבָּעִים שָׁנָה.  ט וְהַעֲבַרְתָּ שׁוֹפַר תְּרוּעָה בַּחֹדֶשׁ הַשְּׁבִעִי בֶּעָשׂוֹר לַחֹדֶשׁ בְּיוֹם הַכִּפֻּרִים תַּעֲבִירוּ שׁוֹפָר בְּכָל-אַרְצְכֶם.  י וְקִדַּשְׁתֶּם אֵת שְׁנַת הַחֲמִשִּׁים שָׁנָה וּקְרָאתֶם דְּרוֹר בָּאָרֶץ לְכָל-יֹשְׁבֶיהָ יוֹבֵל הִוא תִּהְיֶה לָכֶם וְשַׁבְתֶּם אִישׁ אֶל-אֲחֻזָּתוֹ וְאִישׁ אֶל-מִשְׁפַּחְתּוֹ תָּשֻׁבוּ.  יא יוֹבֵל הִוא שְׁנַת הַחֲמִשִּׁים שָׁנָה תִּהְיֶה לָכֶם לֹא תִזְרָעוּ וְלֹא תִקְצְרוּ אֶת-סְפִיחֶיהָ וְלֹא תִבְצְרוּ אֶת-נְזִרֶיהָ.  יב כִּי יוֹבֵל הִוא קֹדֶשׁ תִּהְיֶה לָכֶם מִן-הַשָּׂדֶה תֹּאכְלוּ אֶת-תְּבוּאָתָהּ.  יג בִּשְׁנַת הַיּוֹבֵל הַזֹּאת תָּשֻׁבוּ אִישׁ אֶל-אֲחֻזָּתוֹ. 

Y habló YHWH a Moshéh en el monte Sináy ordenando: ‘Habla a los hijos de Yisra’el; les ordenarás: ‘Cuando entren  a la tierra que les estoy dando,  la tierra deberá suspender actividades, un Shabat, por causa de YHWH (así): Seis años podrás esparcir semilla en tu campo, y seis años podrás podar tu viña y podrás recolectar su producción. Pero en el año séptimo, Shabat Shabatón será para la tierra; un Shabat para YHWH, ni esparcirás semilla, ni podarás tu viña; ni lo que crezca de tu cosecha segarás, ni las uvas de tu vendimia podarás; año de Shabatón será para la tierra. El Shabat de la tierra es para alimentación (solamente) tuya, de tu siervo, de su sierva, de tu jornalero, de tu residente extranjero, que vivan contigo; toda su producción será (también) para que coma tu bestia de carga, y para los animales que vivan en tu tierra. (Luego) contarás para ti siete Shabatot de años, o sea, siete años, siete veces de manera que los días de los siete Shabatot de años,te deben dar cuarenta y nueve años; (entonces) harás pasar Shofar de Tru’áh en el mes séptimo, a los diez del mes; en Yom Hakipurim (día de las reconciliaciones) deben hacer pasar Shofar en toda la tierra de ustedes. Y dedicarán el año de los cincuenta años y proclamarán libertad en la tierra a todos sus habitantes; es un Yovel, será para ustedes; y volverán cada uno a su teneduría, y cada cual volverá a su familia; es un Yovel, el año cincuenta será para ustedes, ni esparcirán semilla, ni cosecharán su germinado (de la tierra) ni vendimiarán sus brotes, porque es Yovel, es Qódesh (algo sagrado) será para ustedes; podrán comer del campo su producción; en este año del Yovel, cada cual volverá a su teneduría”.

Esto fue lo que vino a hacer nuestro Señor Yehoshua’ Hamashíaj por nosotros, como también dice (Is. 61:1-2):

רוּחַ אֲדֹנָי יְהוִה עָלָי יַעַן מָשַׁח יְהוָה אֹתִי לְבַשֵּׂר עֲנָוִים שְׁלָחַנִי לַחֲבֹשׁ לְנִשְׁבְּרֵי-לֵב לִקְרֹא לִשְׁבוּיִם דְּרוֹר וְלַאֲסוּרִים פְּקַח-קוֹחַ.  ב לִקְרֹא שְׁנַת-רָצוֹן לַיהוָה וְיוֹם נָקָם לֵאלֹהֵינוּ לְנַחֵם כָּל-אֲבֵלִים 

Rúaj ‘Adonay ‘elohim ‘alay, yá’an Masháj Hashem ‘otí, levaser ‘anavim shlajani, lajavosh lenishveréy lev, liqró’ lishvuyim dror, vela’asurim, peqajqóaj, liqró’ shnat ratzón laHashem, veyom naqam le’loheynu, lenajem kol ‘avelim

El poder de ‘Adonay Dios está sobre mí, por cuanto me ungió Hashem, me envió a anunciar a los humildes, a vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos, y liberación a los prisioneros, para proclamar el año de la reconciliación que pertenece sólo a Hashem, y el día de la venganza que pertenece sólo a nuestro Dios, para consolar a todos los enlutados”.

‘Amén!

sábado, 3 de septiembre de 2011

Efesios 1:6


εις επαινον δόξης της χάριτος αυτου ης εχαριτωσεν ημας εν τω ηγαπημενω
(îs epênon dóxës tës járitos avtû hës ejaritosen hëmas en to ëgapëmeno)
לַהֲדַר כְּבוׂד חִנּוׂ בַאֲשֶׁר חונננוּ בַנֶּאֱהַב 
(Lahadar kvod jinó va’asher jonenenu vane’ehav)

Para la  decoración de la gloria de su gracia con la que nos agració en el que es amado.

La palabra hebrea כָּבוׂד kavod, traducida al griego como doxa, denota originalmente “peso”, es decir, la importancia influencia, eficacia e irresistibilidad de una cosa. Por ejemplo: La gloria de ‘Adonay sobre el monte Sináy, sobre el tabernáculo, sobre el arca, sobre los hijos de Yisra’el…

El texto del verso anterior dice que nos distinguió para sí el Señor, con la condición de hijos, para que fuésemos esa decoración y forma más sublime de presentar la eficacia e irresistibilidad de su poder. Ahora bien, la palabra hebrea חן jen, tiene la connotación de “atractividad”, es decir, aquello que sin aparente explicación teje un vínculo desde una persona hacia otra, y genera una atención inevitable e irresistible; es por eso que cuando dice la escritura que “hallamos gracia a los ojos de Dios”, quiere decir que, sin existir en nosotros algo bueno que ver (porque la escritura dice que no hay bueno, ni siquiera uno, sea judío, sea gentil), el Señor “mira”, favorece y dirige su rostro hacia nosotros para sacarnos de las tinieblas a su luz admirable. Bien dice la bendición sacerdotal:

יברכך יהוה וישמרך יאר יהוה פניו אליך ויחנך ישא יהוה פניו אליך וישם לך שלום
Yevarejejá YHWH veyishmeréja; ya’er YHWH panáv ‘eleyja vijunéka; yisá’ YHWH panáv ‘eleyja veyasem lejá Shalom


Bendígate YHWH y guárdete, deje brillar YHWH su rostro hacia tí y te agracie, levante YHWH su rostro hacia tí, y ponga para tí paz.
Que la gracia de Dios sea para su pueblo Yisra’el en todos los lugares de su habitación, amen!

domingo, 14 de agosto de 2011

Ef. 1:4-5


En el texto anterior, analizamos la característica y el propósito de la elección “antes de la fundación del mundo”: Antes de que el hombre se contaminara por el pecado, la decisión divina respecto de su futuro se había tomado antes de que entrara a su estado actual, no quiere decir que Dios ordenara o estableciera con anticipación quiénes serían los salvos. El texto del verso cinco parece afianzar esta idea, pero realmente no es lo que corresponde a las sagradas Escrituras; veamos:
προορίσας ημας εις υιοθεσιαν δια Ίησου Χριστου εις αυτον, κατα την ευδοκίαν του θελήματος αυτου
(proorísas hëmas îs hyiothesían dia Iësûs Jristû îs avton, kata tën üdokían tû Thelëmatos avtû)

El texto hebreo habría sido:
ׂוַיַּבְדִּילֵנוּ לוׂ לְחֶזְקַת בָּנִים בִּיהוׂשֻעַ הַמָּשִׁיחַ לְפִי רְצוׂנו 
(vayavdilenu lo lejezqat banim bihoshúa’ hamashíaj lefí retzonó)

Entonces, el sentido de la palabra griega “proorisas” traducida como “habiéndonos predestinado”, en realidad da para traducir mejor “priorizándonos”, es decir, separándonos y distinguiéndonos del resto, poniendo un criterio: el puro afecto de su voluntad, y un propósito: la adopción como hijos, y ser hechos santos y perfectos; así que no es que estamos predestinados, sino más bien que somos escogidos para cumplir en nosotros el diseño original de ser humano, existente antes del actual sistema corrupto, antes de la fundación del mundo. Luego los versos 4 y 5 deben leerse:

Según nos escogió en él, antes de la fundación del mundo, para ser nosotros santos y perfectos delante de él mismo, en amor;
separándonos para sí, para la adopción como hijos por medio de Yehoshúa’ ´Hamashíaj, según el puro afecto de su voluntad

El paralelismo sintético corrobora las siguientes equivalencias o correspondencias: 
"προορίσας" (separándonos)     => εξελέξατο   (escogió).

Para la adopción de hijos” => “para ser nosotros santos y perfectos”

Por el puro afecto de su voluntad” => “en amor”

Ahora bien; la condición de hijos es ajena al ser humano; NO TODOS LOS SERES HUMANOS SON HIJOS DE DIOS, antes la misma carta en el capítulo 2 dice que “éramos por naturaleza, hijos de la ira de Dios”. Llegamos a recibir la potestad de ser llamados hijos, cuando él nos llama con llamamiento de santidad hacia él mismo (Jn 1:12); en otro lugar dice: “Hoy, si oyen su voz, no endurezcan su corazón”.
הַיּוׂם אִם בְּקוׂלוׂ תִּשְׁמָעוּ אַל תַּקְשׁוּ לְבַבְכֶם

sábado, 30 de julio de 2011

Efesios 1:4



“Según nos escogió en Cristo, antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él”.
כְּשֶׁבָּחַר בָּנוּ בְמָשִׁיחַ טֶרֶם יְסוּדַת הָעוׂלָם כְּדֵי שֶׁנִּהְיֶה  קְדוׂשִׁים וּבְלִי מוּם לְפָנָיו
La elección es una operación divina que hace manifiesto el poder de Dios para transformar aquello al cual se dirige. Se puede comparar con “el criterio de artista”, que ve aún en la basura, una fuente para crear arte.
La Escritura dice que de lo más vil y menospreciado escogió Dios para avergonzar a los sabios (1Cor. 1:27); esa misma línea de pensamiento, ya se advertía en la Toráh, como está escrito (Dt. 7:6-7):
כִּי עַם קָדוֹשׁ אַתָּה, לַיהוָה אֱלֹהֶיךָ:  בְּךָ בָּחַר יְהוָה אֱלֹהֶיךָ, לִהְיוֹת לוֹ לְעַם סְגֻלָּה, מִכֹּל הָעַמִּים, אֲשֶׁר עַל-פְּנֵי הָאֲדָמָה
לֹא מֵרֻבְּכֶם מִכָּל-הָעַמִּים, חָשַׁק יְהוָה בָּכֶם--וַיִּבְחַר בָּכֶם:  כִּי-אַתֶּם הַמְעַט, מִכָּל-הָעַמִּים

El Sal. 33:12, nos habla del privilegio de ser hecho partícipe de esta decisión divina:
אַשְׁרֵי הַגּוֹי, אֲשֶׁר-יְהוָה אֱלֹהָיו;    הָעָם, בָּחַר לְנַחֲלָה לוֹ
Entonces, es claro que el criterio divino de la elección no contempla los méritos humanos (los cuales además no existen) o algo por el estilo; contempla solamente, lo que él se ha propuesto demostrar y nada más. Ahora bien, ¿qué significa habernos escogido en Cristo, antes de la fundación del mundo?
aclaremos primero, por Miqrá’ Mesorás (מקרא מסרס lectura inversa) qué es la fundación del mundo:
Cuando leemos el relato de Gn. 1, tenemos que Dios creó, mientras que en el Salmo 104:5, tenemos que…
 יָסַד-אֶרֶץ, עַל-מְכוֹנֶיהָ;    בַּל-תִּמּוֹט, עוֹלָם וָעֶד
Y el Prv. 3:19
יְהוָה--בְּחָכְמָה יָסַד-אָרֶץ;    כּוֹנֵן שָׁמַיִם, בִּתְבוּנָה
Luego, es importante entender que Dios creó los cielos y la tierra con características incorruptibles, es decir, no entrópicas; sin embargo, cuando entró el pecado, definido inicialmente como la condición corruptible remanente de una transgresión, o sea, la entropía por un lado, y por el otro, la condena de no vivir para siempre, había dos opciones en virtud de la santidad divina:
1) destruir al hombre para salvaguardar los cielos y la tierra intactos, o
2) Sujetar la creación a la misma condición adquirida por el hombre, para que coexistieran por todo el tiempo que Dios determinara para restaurarlos a ambos.
La Biblia nos muestra que Dios, tomó la segunda opción, por la cual seguimos vivos, como está escrito (Rom. 8:20-21):
“Porque la creación fue sujetada a vanidad (condición corruptible), no por su propia voluntad, sino por causa de aquel que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma(además del hombre), será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios”.
Entonces a este “ajuste” de la creación para que fuera nicho del hombre, es lo que le llamaremos “fundación del mundo”, teniendo en cuenta además que la palabra hebrea ‘Olam, involucra a las galaxias y los sistemas siderales; cualquier cosa visible para el ojo humano, pues está escrito (2Cor. 4:18):
“No mirando nosotros las cosas que se ven (la creación como se acaba de describir), sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son TEMPORALES, mientras que las que no se ven, son ETERNAS.”
Luego, cuando Dios nos escoge, es para devolvernos a las características del diseño original (por eso dice: en Cristo), que es lo mismo que decir: “Antes de la fundación de esto que vemos y que además es temporal”.
Paz sea sobre el Israel de Dios, Efráyim y Yehudáh, Judíos y gentiles fieles al Dios de ‘Avraham, Yitzjaq y Ya’aqov y a su Mashíaj, Yehoshúa’ vivo y verdadero.

martes, 5 de julio de 2011

Efesios 1:3-4

“Bendito es Dios, padre de nuestro Señor Yehoshúa’ Hamashíaj, quien nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales, en Mashíaj”.


בריך אלהא אבא דמרן יהושע משיחא מאן דברכנן בכל ברכתא דרוחא במרומין במשיח
ברוך האל אבי אדוננו יהושע המשיח מי שברך אותנו בכל ברכה רוחנית ברמומים במשיח


En primer lugar, la palabra Bendito “Baruj”, significa: “Lleno de toda bendición”. En segundo lugar, Es importante comentar que Dios no es corpóreo, ni tiene formas corpóreas, ni hay nada creado que pueda compararse a Él, debido a que es descrito como “rúaj”, esto es, “viento”, “poder” y como aquel que ni los cielos, los cielos de los cielos pueden contener… (2R 8:27).

Por otra parte, la escritura nos dice que Mashíaj, es su hijo (Sal. 2:7):
אֲסַפְּרָה אֶל-חֹק    יְהוָה אָמַר אֵלַי בְּנִי אַתָּה אֲנִי הַיּוֹם יְלִדְתִּיךָ
(2sm 7:14):
אֲנִי אֶהְיֶה-לּוֹ לְאָב וְהוּא יִהְיֶה-לִּי לְבֵן
(Sal. 45:7-8):
כִּסְאֲךָ אֱלֹהִים עוֹלָם וָעֶד    שֵׁבֶט מִישֹׁר שֵׁבֶט מַלְכוּתֶךָ. ח   אָהַבְתָּ צֶּדֶק    וַתִּשְׂנָא-רֶשַׁעעַל-כֵּן מְשָׁחֲךָ אֱלֹהִים אֱלֹהֶיךָ שֶׁמֶן שָׂשׂוֹן   מֵחֲבֵרֶךָ
(Sal. 110:1):
נְאֻם יְהוָה לַאדֹנִי שֵׁב לִימִינִי    עַד-אָשִׁית אֹיְבֶיךָ הֲדֹם לְרַגְלֶיךָ


Teniendo estos versos que dan testimonio acerca de la relación de hijo que tiene Mashíaj con Dios, el padre, veamos como es posible que sean uno solo sin que existe diferencia alguna en  su esencia:
Agua_con_hielo
Imaginemos un vaso de agua y que poseemos la forma de congelar tan sólo un punto en su interior, como si fuese una burbuja o como crear un cubo de hielo, a partir de la misma agua contenida en el vaso;
¿Es 100% agua lo que está como SÓLIDO? ¡si!
Sólo es cuestión de apariencia o presentación; la escritura dice que en Jesús, habita CORPORALMENTE (sólidamente) toda la plenitud de Dios (espíritu, no-sólido), esto es, todos los atributos del Padre.

En otras palabras, el cubo de hielo, siempre estuvo en el agua y simplemente en algún momento se hizo patente a nosotros, de una forma diferente. De manera similar, el hijo siempre estuvo en el Padre, Dios; emana de él, no es creado ni formado sino concebido.

Ahora bien, no todo el que desciende de alguien es contado como hijo (בן Ben), sino aquel que entiende (מבין Mevin) la responsabilidad que hereda y edifica sobre ella (בונה Bonéh) la casa de su padre y su propia casa. Por eso, Mashíaj jamás se opuso a la observancia de los mandamientos; antes produjo la corrección de toda conducta que arruinara el sentido exacto de cada mishpat o Mitzváh…y vino a ser la clave, o piedra angular que los edificadores incrédulos despreciaron, porque así estaba escrito….
(Sal. 118:22): 
אֶבֶן מָאֲסוּ הַבּוֹנִים   הָיְתָה לְרֹאשׁ פִּנָּה

martes, 21 de junio de 2011

Estudio de La carta a los Efesios capítulo 1


En esta oportunidad, comenzaremos un estudio minucioso de la carta escrita por el Rabán y Shalíaj (Rabino y Apóstol) Sha’ul (Pablo) de Tarsos a los creyentes de la famosa ciudad de Éfesos.


Contexto:

Recordemos en primer lugar que los creyentes en esta ciudad debían enfrentarse a un culto supremamente pagano; corría ya la mitad del siglo primero después de la primera venida de su majestad el Mesías, y Éfesos era reconocida mundialmente por ser el centro de adoración de una divinidad femenina bastante antigua y matriarcal  “a quien toda Asia (actual Turquía) y el mundo entero veneraba” (Hch. 18:27)
Miniatura del Templo de Diana de los efesios                                                                                             imagen de Diana de los efesios
Artemis_in_Ephesos_1885
Miniaturk_009










Por otra parte, había allí personas que habían abandonado el paganismo y se habían adherido al judaísmo. Luego, su proceso y adoctrinamiento eran bastante meritorios con respecto a la época y sin embargo, solamente conocían la fe y cultura de Israel por medio de algún discípulo o seguidor del mensaje de Yojanán el inmersor (Juan Bautista), sin haber alcanzado a conocer la dimensión completa de lo que significaba la venida de aquel de quien tanto hablaba Yojanán (Hch. 19:2).

A Jewish worshipper takes part in Slichot, a daily prayer service in which Jews offer prayers of repentance and ask God to forgive their sins leading up to Yom Kippur
Beis_Hamikdash_wood_Mehudar_Built1













Es por esto que la carta a los Efesios se puede analizar siguiendo dos grandes ejes temáticos:

1) Identidad de los creyentes (capítulos 1 al 3)
2) Conducta y proceder de los creyentes (capítulos 4 al 6).

El primer eje, contiene al menos tres temas fundamentales:
a) La naturaleza de la salvación
b) Quienes son los salvos
c) Cómo deben permanecer los salvos

El segundo eje por su parte, desprende tres temas fundamentales:
a) Organización de la congregación de los salvos
b) Proceder y conducta de los salvos
c) A qué se enfrentan los salvos y cómo deben hacerlo

con esta planeación desarrollaremos el análisis y estudio de la carta; cabe anotar que la versión ofrecida aquí es de mi autoría, y por ende, contendrá los respectivos ajustes al texto griego y siguiendo una hermenéutica ultra ortodoxa. vayamos pues al capítulo 1.

Sha’ul,

Apóstol de Yehoshúa’ Hamashíaj por la voluntad de Dios.

A:  Los santos y fieles en Yehoshúa’ Hamashíaj que están en Éfesos

Gracia y paz de parte de Dios y del Señor Yehoshúa’ Hamashíaj.

Los dos primeros versos son bastante específicos respecto a quién va dirigida la carta:  A los santos y fieles que han sido llamados y amados por el Señor Yehoshúa’ Hamashíaj. No son los santos y fieles del paganismo, o del judaísmo rabínico. Es un grupo claramente referenciado y exclusivo,  cuya principal característica es dar testimonio de que El Mashíaj, La simiente del comienzo, El hijo de Dios, El salvador,  El Shiloh (moshel), El superior de los reyes de la tierra, El príncipe de Paz, se llama Yehoshúa’ de Béyt Léjem (Belén de Judea), como está escrito:
Porque el espíritu de la profecía es el testimonio de Yehoshúa’ Hamashíaj” (Apoc. 19:10)

miércoles, 1 de junio de 2011

Mateo 24: Una visión diferente

 

Shalom Javer!

Como habrás podido notar, existen pasajes que no logras concatenar con una lectura monocrómica; me refiero a que la clave para entender precisamente el capítulo 24, está entre el mismo verso 2:

¿Véis todo esto? de cierto os digo que no quedará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada" y el verso 3:

Y estando él sentado en el monte de los olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y de la 'asifat ha'olam


Tenemos aquí técnicamente 3 eventos acerca de los cuales hablará el Maestro a continuación de manera entretejida: estas cosas = la destrucción del templo; tu venida el retorno del Maestro y la 'asifat ha'olam o recolección del mundo (no "fin del mundo").

De manera global, sin mucho detalle, el primer tema lo toca entre 24:4-22; el segundo punto entre 24:23-30, y el tercer punto, entre 24:31-41, aclarando como te dije que hay pequeños entretejidos ('eruv parashot) por el estilo de la narración.

Por tanto el verso 15, como te hice el empalme con Lucas (21:20), habla del sitio de Jerusalén, ésa fue la abominación desoladora. Los romanos entrando al templo para profanarlo e incendiarlo.

Los versos 29-31, aún no se han cumplido, pues dice: Verán al hijo del hombre viniendo... (2º punto)


Los versos 32-36, resumen puntualmente los tiempo de los tres temas hablados: La parábola de la higuera y "esta generación", se refiere al primer punto; el cielo y la tierra no pasarán = mi retorno es ineludible, la recolección del mundo y no sabéis a qué hora vendrá vuestro señor = nadie sabe a qué hora será la recolección.

Los acontecimientos acerca de los que me preguntas, estimo que será así: Antimesías y posteriormente, transformación simultánea con la venida del Maestro. La transformación nuestra, estimo que ocurrirá después que se haya derramado la última copa de ira para castigar a las bestias.

En cuanto a lo de Jn 14:1-3, todo significa menos moradas, o lugares físicos como cuartos o salones, la palabra "morada", aquí, en realidad se refiere, en pocas palabras a: "Mucha Shjináh por repartir" solamente quienes reciban la Shjináh, podrán estar con el Maestro en su regreso.

en cuanto al significado y orden de las fiestas, es sencillo:

Pésaj, es la redención, la paga de la dote; Shavu'ot es la boda (entrega de las garantías) y Sukot, es la entrada de la novia al tabernáculo con  el novio". hay quienes dicen que la Boda quedó suspendida por la obra del becerro y se culminará al final de los días con la restauración de la Sukáh caída de David, morada del Dios eterno.

domingo, 29 de mayo de 2011

¿Existe el Rapto?


En realidad no se habla de un rapto en las Escrituras: Las aparentes alusiones en textos como 1Tes. 4:17 y Mt. 24 no son más que eso, apariencias.
En el primer pasaje, el más diciente, la palabra raptar, (en griego: αρπαζειν Jarpazîn) resultó ser en la septuaginta, la traducción de dos palabras hebreas: Lehejatef להחטף y Lehitaref להטרף. La primera significa "ser priorizado", "ser beneficiario de un cambio en el orden de algo", mientras que la segunda si está relacionada con "ser tomado por sorpresa", "ser devorado, o vuelto carroña". 
Entonces el verso "Luego nosotros seremos arrebatados", debe leerse: "Luego nosotros seremos transformados" es decir, no experimentaremos la muerte, que es el orden normal antes de ver la eternidad, como bien lo dice 1Cor 15:52, donde hallamos de fondo otra palabra hebrea subyacente al griego αλλαγησόμεθα que juega inclusive en sonido con las anteriores: Lehejalef להחלף.
En cuanto a Mt 24:40-41 tenemos la palabra griega παραλαμβάνειν (Paralambánîn) que traduce dos palabras hebreas en la septuaginta: Lehorash/lehivaresh להורש "Ser hecho heredero", y Lehinaheg להנהג "ser conducido" jamás relacionadas ni siquiera con lo dicho sobre "ser tomado por sorpresa o repentinamente". Hay que tener en cuenta que la reunión del verso 31 es para la venida (no ir a buscar) del Hijo del Hombre (verso 39). En términos generales las Escrituras siempre han hablado de que el cielo y sus cosas celestiales vienen, no que vayamos allá.
Por lo anterior, pienso que no hay más que comenta sobre las especulaciones remanentes,sobre cuándo y lo demás, porque es obvio que no habrá arrebatamiento, sino una recolección del pueblo para ser resucitado y transformado en un reino de sacerdotes y gente santa. Aquella frase: "para recibir al señor en el aire", debe corregirse  para decir: "para recibir al señor en cuerpo espiritual", es decir, incorruptible.
Es claro además que pasaremos por la tribulación los que estemos vivos en ese entonces. Resta decir que los eventos de Mt 24, corresponden al sitio de Jerusalén por los romanos en el 66-70 d.C. (Cf. el mismo relato según Lc 21:20=Mt 24:15).
Sea Dios veraz y todo hombre mentiroso.